INTRODUCCIÓN

El concepto de lectoinvescritura surge en el aula como una categoría de discusión y conjugación de vocablos que denotan acción. Es un concepto propio del maestro investigador, del maestro lector y del maestro escritor (Parra, 2007). Se conjugan como un proceso sistemático de lenguaje, pero también de prácticas investigativas y proceso cognitivos.

Cuando un investigador lee, descubre la magia de las preguntas, de los núcleos temáticos, de los conflictos, de las hipótesis. Cuando un maestro investiga es capaz de resolver preguntas y planear otras para ampliar la gama del conocimiento o de la discusión. Una pregunta de investigación surge de la discusión, de la confrontación, del debate y de la lectura de la realidad que puede reescribirse, reencantarse.

DISCUSIÓN

1.¿Cómo surge la lectoinvescritura?

Toda lectura es un viaje por el pasado, el presente y el futuro. Una introducción en un universo vacilante, una configuración y recuperación de trozos de memoria, de fractales que al final sumarán más que el todo, una composición, recomposición y creación de un rompecabezas interminable.

La escritura, en cambio, se fija en el pasado, en la experiencia, en la memoria. El investigador, cazador furtivo de la verdad, cree que atrapa la realidad al formular una hipótesis, al procesar un dato No nos podemos engañar, la lectura, la investigación y la escritura, en este orden susceptible de cambio: la investigación, la lectura y la escritura, en fin, nos suministran la aprehensión del oscuro objeto del conocimiento, de la borrosa meta que buscamos en el mundo (Parra, 2007:25).

La lectura como procesos interactivo que crea y recrea nuevas realidades para el lector. Es una lectura que permite el goce, la plenitud, el deseo por encontrar lo nuevo, lo novedoso, lo plural del texto, del mundo, de las historias, de las narraciones y escrituras.

En el sentido de Vela (2005) como acto del habla, como una manera particular para conquistar territorios exuberantes del sentido de lo humano, de lo sublime y de los que trasciende a lo puramente literal. Lectura como una condición de vida, de trabajo intelectual y disciplinado, de acto connatural a lo humano, en el sentido de leyendo y leyéndonos como textos.

El leer que indica la capacidad para implicarse con letras, párrafos, ideas, anuncios, volantes, informativos, diarios, bibliotecas, etc. Lectura como alegría para pensar con todo el cuerpo, para interpretar, para acontecer la vida, para traspasar los actos del habla, para transformar realidades, para hacer metamorfosis de mundos de vida, de sentidos o sinsentidos de las gráficas, de las narrativas, de los textos ocultos de misterios.

2.¿Qué es lectoinvestigar?

Lectoinvestigar como narrativa de viajes, caminos, sendero, seguimiento a huellas, a rastros dejados por la tradición, por los sujetos en circunstancias adversas o cotidianas. Investigar como capacidad intelectual, como una forma de pensar, dialogar, discutir o trascender lo trivial.
Lectoinvestigar como sobrepasar lo formar, lo simple, lo vulgar y recorrer el camino hacia el conocimiento de lo científico, de los verdadero, de los significante, de lo que lleva a la argumentación, discusión y difusión del contendido (Maldonado 2002).

Lectoinvestigar no como metodología cualitativa, cuantitativa o paradigma, sino como acto de libertar, como una práctica social de pensamiento, de plenitud, de ejercicio creativo, de inspiración y de proceso contemplativo. Lectura como investigación, como construcción de conocimiento, como caja de herramienta implicada con el saber pedagógico, con el saber investigativo del maestro lectoinvescritor, que tiene un modo de ser, un modo de hacer lecturas de sus prácticas, de sus espacios de discusión y del discurso pedagógico. ¿Cómo es le modo de ser maestro en este proceso?

3.¿Qué es lectoescribir?

Lectoescribir como responsabilidad ética, como libertar, como extensión del lenguaje, como proceso artístico, estético y cultural que enmarca, gráficas, simbologías, morfologías, sintácticas, semánticas y enamoramientos con la palabra.

Lectoescribir, en el sentido de describir el mundo, la vida, los suceso, las soledades, quizá las verdades de maestro. Se escribe para volver memorable, narrable la vida (Sánchez, 2000). Se dice que se escribe para no olvidarse, para recodarse en el escrito del escritor, del investigador.

Lectoescribir para responderse a la pregunta que hace el estudiante: qué es pensar y el existir? Pregunta cuya respuesta está dada: es investigar el libro, el infinito, la eternidad, el tiempo y el universo; ante todo, el misterio del ser en el mundo. Se escribe para no olvidar, para volver memorable el tiempo, la experiencia de la vida, el proyecto de vida. Se escribe para acontecer un campo, para labrar un hecho, un deseo, un sueño. Se escribe para volver afectiva la vida, para entretener las levedades del ser humano.

CONCLUSIÓN

La tarea de leer, investigar y escribir implica un labor fascinante, un compromiso con la vida, la historia y la memoria inevitable que deja el proceso comprensivo. De cierta forma, se convierten es astutos lectoinvescritores que van aconteciendo cada espacio, sitio, lugar o texto.

Distinto escenarios de la práctica pedagógica del maestro, al igual que la biblioteca fantástica (Borges) se considera el lugar perfecto para reconocer, para acontecer las fuentes memorables de los que rozan la felicidad, de los que entienden que los actos pedagógicos trascienden lo puramente trivial o cotidiano.
En este modo de ser maestro, lector, investigador, escritor se suscita el deseo de saber, de saber pensar, de saber deducir, de saber comprender las cosas que pasan en la práctica pedagógica.

Este ejercicio se puede denominar epistemologizar el acto pedagógico o práctica que la hace el maestro en sus proceso de argumentación lectoinvescritora. Se entiende en el escenario del quehacer pedagógico que quien hace, lee y escribe ciencia o hace investigación sin una perspectiva epistémica corre el riesgo de saltar por caminos diversos y a veces contradictorios, o confundir elementos mínimos relacionados con el campo científico y del desarrollo del verdadero conocimiento.

REFERENCIAS

Maldonado, C. (2002) Contrapuntos de Investigación. Santafé de Bogotá: Colección Bios y Ethos. Ed. El Bosque.
Stenhouse, L. (1998). Investigación y desarrollo del currículo. Madrid: Ediciones Morata.
Sánchez, A. (2016). El género científico: escritura y análisis desde la alfabetización académica y las retorica funcional. Antioquia: Fundación Universitaria Católica del Norte.
Sánchez, S (2000): Las gramáticas de la universidad. San Juan de Pasto: Universidad de Nariño
Trejo, H. (2014) El desafío de jóvenes Investigadores: Rompiendo Obstáculos. OEI. ISBN: 978-84-7666-210-6 – Artículo 210. Disponible en file:///C:/Users/Hector%20Trejo/Downloads/210%20(2).pdf
Parra, O. (2008) El placer de investigar. Santafé de Bogotá: Universidad Santo Tomás.
Parra, O. (2007). Leer: investigar y escribir. En revista Hallazgos: Revista de Investigaciones. Año 3, No 7. Julio de 2007. p 13-15 ISSN 1794-3841
Merino-Trujillo, Alejandra (2011). Como escribir documentos científicos (Parte 3). Artículo de revisión. Salud en Tabasco, 17(1-2),36-40.[fecha de Consulta 23 de Septiembre de 2021]. ISSN: 1405-2091. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=48721182006

Vela, J. (2005). La escritura del habla. Centro de investigaciones y Extensión. San Jua de Pasto: Universidad Mariana.

Visitas: 36

Responde a esto

IFC-RedDOLAC

Campus Virtual RedDOLAC

Su Constancia RedDOLAC

Anuncie sus Congresos o servicios Educativos en RedDOLAC

Consúltenos al correo: reddolac@gmail.com

Contáctenos

Participe en la sostenibilidad de RedDOLAC

Foro

RedDOLAC

Organizaciones

Canal de audio RedDOLAC

Su constancia de RedDOLAC

Gracias por su visita

© 2022   Creado por Henry Chero-Valdivieso.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio