La Percepción que apreciamos

“La comunicación entre las personas es tan aterradora que, antes que comunicarse, las personas
prefieren una continua charla sin hilación,
una continua charla a propósito de otras cosas
y no de lo que está en la raíz misma de sus relaciones”
Harold Pinter




¿Lo que yo pienso es igual a lo que piensan los demás? ¿Por qué si nuestros cerebros son iguales se presentan pensamientos diferentes sobre un mismo tema? ¿Quién tiene la razón? ¿Cómo cooperar para integrar ideas?.

Hace tan sólo una década la labor de quienes estaban en las posiciones de gerencia quedaba constreñida a una labor administrativa y operativa, la planificación podía seguirse casi al pie de la letra pues no eran muchos los cambios, y su velocidad no presentaba los niveles en los que están hoy en día.
Sin embargo, con el tránsito de algunos años esta situación ha cambiado notablemente, tanto es así que hoy en día, la palabra gerencia ha evolucionado en su entendimiento, ya el gerente no sólo es quien se encarga de maximizar las ganancias, de cierto departamento u organización, ahora es el hacedor de una empresa, pues debe tener presente que en un entorno tan cambiante las decisiones que emprenda, afectan toda la organización, esta condición crea las condiciones, el ambiente para que el nuevo gerente actúe de formas distintas a las que viene trabajando, para que haga un reconocimiento de tener que lidiar con conocimientos distintos a los que estudió, a los que experimentó en su carrera laboral, a los que cree o a los que le dieron resultado en el pasado, son parte de los elementos con los que debe ajustarse. Pero lo más trascendental es que ahora su acción debe estar enfocada hacia las personas que laboran, sin ellas no se pueden conseguir los resultados.

No hay formula precisa para tratar al personal, hay probabilidades, consensos, acuerdos, negociaciones, en donde las partes que intervienen, quieren sentir que participan y que pueden colaborar, no es ahora solo una persona, es un grupo, un equipo quien debe gerenciar, aquí nace la idea de la transdiciplinariedad, multidisciplinariedad, términos que suelen ser difíciles de poner en la práctica, pueden existir múltiples motivos por los cuales estos conceptos presenten dificultad para ser llevados a un nivel operativo optimo, pero sólo voy a centrarme en uno: “La Percepción”.
Según el diccionario de la real academia española se entiende por percepción, en su segunda acepción como “Sensación interior que resulta de una impresión material hecha en nuestros sentidos”. Es importante comprender que la percepción es una construcción individual, fíjense en la definición dada, cuando se habla de sensación interior, se está ante un sentimiento que es propio de cada individuo, no hay manera de compartir la percepción, primero se vive, luego se relata, el relato de la impresión es una descripción que no se asemeja al acto real vivido, aquí cabría preguntarse ¿qué tiene que ver la percepción con la Gerencia o Gestión de Recursos Humanos?, Para nadie es un secreto que las organizaciones centraban su desarrollo en los aspectos económicos o financieros, como por ejemplo la rentabilidad, los flujos de caja, ahorros en las compras, su liquidez, entre otras; a medida que la economía fue considerando la inclusión de conceptos como la información y el conocimiento, en las empresas, ya no puede hablarse del dinero como el motor sino que es el conocimiento que reside en las personas. Ante este cambio de paradigma las organizaciones se están ajustando a considerar al personal en términos de sus aportes o competencias, según Peter Drucker “La gran empresa tal y como la conocemos tiene una antigüedad de 120 años. Es improbable que sobreviva a los próximos 25 años. Legal y financieramente sin duda que continuará, pero no estructural y económicamente".

Este comentario alude al orden impuesto por la dinámica del flujo de la información la cual configura un orden distinto en las organizaciones. Gestionar al personal, para lograr que las ideas funcionen, que interactúen adecuadamente, requiere de personas que no confundan sus percepciones, sobre los temas que van a tratar. Se necesita sincronía.

Nuestra mente vive rodeada de señales externas, que procesamos, no podemos manejar un carro sin ver, no podemos apreciar una comida sin probarla, no podemos apreciar la música sin oírla, no podemos apreciar un abrazo sin sentirlo, nuestros sentidos son los canales regulares con los que percibimos y esa percepción puede jugarnos una mala pasada, podemos ver cosas que no están fuera, podemos ver cosas que no están al alcance de otro observador, todo depende del énfasis que le ponemos a nuestros sentidos, aquí yo diría que depende del énfasis que le ponemos a la interpretación que nuestros sentidos recogen y esto es parte de la percepción. A las labores históricas que viene desempeñando, un gerente del área de recursos humanos, y cualquier gerente de área que tiene responsabilidad por supervisar personal, debe incorporar funciones y responsabilidades para encaminar y atender las percepciones que genera su personal y de esta manera apoyar a sus colaboradores y a las personas con quien hace equipo de trabajo para conseguir los objetivos, la misión y la visión que tenga la empresa, con la mayor sincronía en las percepciones como sea posible, en ese sentido, la percepción juega un papel clave; los gerentes deben comprender en su rol que la percepción es algo que existe y tiene impacto en la comunicación, en el clima, en la cultura y por ende en el comportamiento de las personas dentro de la organización.
Con tanto flujo de información, los individuos organizan e interpretan las impresiones sensoriales con el fin de darle un sentido a lo que reciben del entorno. Pero lo que uno percibe no equivale exactamente a la realidad “objetiva”, debido a que puede haber diferentes interpretaciones frente a un mismo hecho, hay 3 factores importantes en la percepción organizacional que producen esta interpretación diferenciada de la realidad: 1.- Receptor-observador el cual tiene (actitudes, intereses, experiencias y expectativas), 2.- Las relacionadas con la situación (tiempo, entorno del trabajo, entorno social), y 3.- Los relacionados con el objeto de percepción (novedad, movimiento, sonidos, antecedentes, proximidad, etc.).

Un error que hay que evitar es dar por sentado que todas las personas en una organización van a percibir un mismo hecho determinado de una misma manera, ocurre a menudo que la gerencia toma decisiones determinadas y supone que todos van asumirla tal cual fue aprobada, pero si no se comunica adecuadamente esa decisión, tomando en cuenta los intereses y características de los equipos gerenciales que intervienen se corre el riesgo de que la misma sea malinterpretada e incluso rechazada, Los seres humanos tenemos ideas, creencias, motivaciones e intenciones particulares los cuales nos distinguen, esto se refleja también en grupos y equipos cuando se unen por tener similares creencias en las formas de ver las cosas.
Para trabajar adecuadamente la percepción nuestra y generar una comunicación asertiva de nuestras ideas, debemos enfocar nuestro desarrollo conductual en pro de mejorar nuestra principal herramienta que es la emocionalidad, la inteligencia emocional a diferencia de lo que muchos creen no fue desarrollada por Daniel Goleman, fue descrito por Peter Salovey y John Mayer, dentro de la definición que ellos desarrollaron hablaron de las competencias tales como: a) la capacidad para confrontar frustración, b) la capacidad de estar conscientes de las propias emociones, c) tener control de las emociones dominarlas, vivirlas y reconocerlas y no estar al servicio de ellas (Gil Adí, 1999), cuando tenemos estas habilidades tenemos la propiedad de observar con ojos diferentes las impresiones materiales, podemos ver como se activan en nosotros, mecanismos con los cuales el mensaje que queremos transmitir se difunde y el que nos llega podemos interpretarlo a la luz de diferentes ópticas, comprendiendo mejor los mensajes, señales y conductas que manifiestan nuestros compañeros, sin dejarnos guiar por una sola sensación.
Pongamos un ejemplo: Tenemos a un compañero de trabajo que constantemente hace observaciones a nuestro trabajo, la primera impresión de esta situación es la de tomar una postura de defensa, ¿qué motiva al compañero en hacer tales observaciones?, la percepción inicial que se puede generar sino controlamos nuestra emocionalidad es la de generar barreras contra la persona, incluso podemos llegar a verlo como una persona hostil, puede darse el caso de no querer compartir espacios de trabajo y probablemente ni hablar de hacer equipo con esa persona, esta dinámica, es la que precisamente genera climas de trabajo tensos, genera fracciones de los grupos o equipos de trabajo, el resultado final: la incapacidad de conseguir los resultados que se necesitan sean en equipo.
La percepción ha venido acompañada de refranes que hacen que se genere en nosotros nociones negativas sobre la percepción, el refrán que dice: “la primera impresión, es la que cuenta”, es sin duda alguna perjudicial, quiere decir que no existe posibilidad de cambiar nuestra imagen ofrecida, ya desde el principio etiquetamos a una persona y así se queda para el resto de nuestras vidas, o para el resto del tiempo mientras seamos compañeros de trabajo.

En el ejemplo expuesto, podemos apreciar que las primeras impresiones nos llevan a etiquetar a la persona, sin cuestionarnos a nosotros primeros, ¿será que mis experiencias de vida, han sido negativas en torno a las ideas que me cuestionan?, ¿estoy proyectando situaciones pasadas, de otros ámbitos a espacios de trabajo frente a los mensajes que recibo?, ¿Estoy consciente de las emociones que estoy viviendo cuando me habla otra persona?.

Otra dimensión de la percepción es la interna, la que nos creamos, aquí ya no intervienen los elementos externos, aquí la construcción de la percepción viene dada por los pensamientos que tenemos sobre nosotros mismos.
Por ejemplo: cito a Pierre Bruneau (1990) modificado,
Imaginarse la mirada del otro reduce a menudo al individuo a limitarse a la imagen que él tiene de sí mismo, movilizando su energía y su vitalidad en la mirada y no en la acción. Afrontar la mirada de los otros, conservando la posibilidad de tener éxito y mantener los propios recursos, exige un hecho previo: haberse liberado de la imagen de sí. Pero esta liberación no se hace sino a medida que se avanza en una conquista difícil, (en primer lugar) ligada a los acontecimientos educativos (y familiares). Estos pueden dar nacimiento a una promoción del individuo en la confianza y la seguridad de una identidad solida; o bien por medio de heridas, de palabras que faltan, (que lo alejan de la realidad).

Por todo lo anterior, hay que evitar manejar las ideas en un solo sentido, hay que procurar ver las diferentes aristas de esa realidad, buscar el acuerdo entre mi manera de ver y la de los demás, entre lo que percibo y el mensaje y comprender adecuadamente los procesos de percepción que ocurren en nosotros, es equivalente a decir que tenemos un manejo de la percepción organizacional, si todos y cada uno hacemos lo mismo, la suma de esas individualidades son la totalidad de lo que llamo percepción organizacional, ésta yo la defino como la suma de las competencias de los individuos por manejar sus percepciones en pro de crear una sola imagen, y es organizacional porque esa imagen que se comparte es la de la visión de la empresa.
Manejar adecuadamente los mensajes que se derivan de la percepción organizacional y las consecuencias que esto trae. Es sin duda beneficioso para enfocar a los individuos de cualquier organización y alcanzar una mejor alineación.
Otro factor importante, dentro de la percepción, es el proceso que se genera después que recibimos las impresiones. Hay que mantener consciencia constante, no podemos vivir en automático, nuestras percepciones luego que se transforman en pensamientos, de alguna manera, una vez que el cerebro los procesa, el cerebro los sitúa en un parte que no tiene influencia de nuevas impresiones, los lleva a un sitio donde opera sin necesidad de activar ningún mecanismo, probablemente sea parte de nuestra evolución, de hecho cuando aprendemos a manejar un carro sincrónico, las primeras veces sentimos que no podemos operar el vehículo, se hace complicado tener que estar pendiente de las diferentes palancas (el acelerador, el freno o el embrague), la del cambio de las velocidades, sentir que el carro necesita ir a otra velocidad para poder hacer los cambios, todo se vuelve difícil por la necesidad de sincronizar en el cerebro todos los pensamientos, pero una vez que se práctica, que somos consciente de la operacionalización que se debe hacer, entonces llega un momento donde mágicamente, ya no pensamos que palanca mover, no pensamos cuando debemos hacer el cambio, todo ya está configurado, nuestra percepción ya no juega un papel fundamental, ya estamos en automático, incluso después se siente que es sumamente fácil y hasta existen mujeres que mientras manejan un sincrónico, se maquillan.
La invitación es a ser más consciente de nuestras conexiones a experimentar la alegría en compartir nuestras percepciones, a no quedarnos en los prejuicios, que lastiman las relaciones, la idea es ir creando un habito positivo emocional, que luego se transforme en una virtud, no en vano existen personas que cuando la conocemos, nos genera sensación de plenitud, de paz, sentimos que están llenos de espiritualidad, todo ello obedece a un manejo adecuado de sus percepciones que les permite alinear, sus sentidos con sus ideas, su mente con lo que expresan, sus expresiones con su corporalidad.

Visitas: 72

IFC-RedDOLAC

Campus Virtual RedDOLAC

Su Constancia RedDOLAC

CONVOCATORIAS

Anuncie sus Congresos o servicios Educativos en RedDOLAC

Consúltenos al correo: reddolac@gmail.com

Contáctenos

Participe en la sostenibilidad de RedDOLAC

Foro de discusión

La percepción que apreciamos

Iniciada por Roman Gerardo Vivas Carrero 26 May 2015. 0 Respuestas

Creando Embajadores de Marca

Iniciada por Roman Gerardo Vivas Carrero 16 Mar 2015. 0 Respuestas

RedDOLAC

Organizaciones

Canal de audio RedDOLAC

Su constancia de RedDOLAC

Gracias por su visita

© 2021   Creado por Henry Chero-Valdivieso.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio