Análisis y comentario ético del Documento Dignitas personae

La Iglesia Católica en el año 2008 publicó el documento Dignitas Persona, (La dignidad de la persona) que aborda diversas cuestiones bioéticas relacionadas con las técnicas de reproducción asistida y de la genética humana y que el Doctor Luis Miguel Pastor comenta desde la continuidad a la novedad.

Introducción
El análisis y comentario comienza con un resumen, con su respectivo abstract y palabras clave, la introducción, la estructura interna de los temas tratados, el análisis y comentarios de la introducción, de las tres partes del documento y finalmente la conclusión.
En la introducción precisa que el pensamiento ético de la Iglesia Católica respecto a las técnicas de reproducción asistida, están en consonancia con el documento Donum Vitae que declara la inseparabilidad de las dimensiones procreativa y unitiva de toda unión sexual de los esposos y la inviolabilidad del embrión humano desde su concepción. Tales dimensiones se convertían no sólo en el referente antropológico del discurso bioético, sino en elemento hermenéutico clave para dilucidar la licitud o no de la FIV y también de las técnicas de inseminación.
Después de la evolución de la FIV, el analista se plantea si la Iglesia Católica: ¿necesita cambiar su postura de respeto incondicionado hacia el embrión humano o debería fundamentarla de otra manera?

1. Estructura interna de los temas tratados
La instrucción tiene una introducción, tres partes y una conclusión. La primera parte se titula: Aspectos Antropológicos, Teológicos y Éticos de la Vida y la Procreación Humana. Contiene los fundamentos filosóficos y teológicos del documento que servirán para realizar los juicios éticos que posteriormente se darán en las otras partes.
La segunda lleva por título: Nuevos Problemas Relativos a la Procreación. Su contenido es similar a la anterior instrucción DV y en él se valoran desde el punto de vista ético, tanto técnicas relacionadas con la procreación humana como otras nuevas. Así, las técnicas de ayuda a la fertilidad como la eliminación voluntaria de embriones en la FIV serían cuestiones ampliamente tratadas en DV, y la congelación de embriones o el diagnóstico preimplantatorio serían tratadas de forma breve.
La parte tercera se titula: Nuevas Propuestas Terapéuticas que Comportan la Manipulación del Embrión o del Patrimonio Genético. Estudia y valora éticamente toda una serie de tecnologías que se han desarrollado en estos últimos años y que comprometen al embrión humano: la clonación humana, el uso terapéutico de las células troncales, los intentos de hibridación y la utilización de «material biológico» humano de origen ilícito. El aporte del documento son los juicios éticos respecto a temas no tratados en la Donum Vitae.

2.Análisis y comentario sobre la introducción
En la introducción se encuentra la justificación y la finalidad de su redacción. La razón principal de la nueva instrucción radica en las nuevas tecnologías, con nuevos problemas bioéticos, a los cuales hay que dar una respuesta desde el Magisterio de la Iglesia Católica. El documento Dignitas Personae es continuación de Donum Vitae y afirma que ha sido elaborada conociendo los fuertes debates bioéticos de estos últimos años sobre las materias que ella trata, valiéndose no sólo de la fe sino también de la razón en mutua armonía y cooperación. De esta manera, la instrucción tiene también un carácter propositivo a los no católico. En cuanto a sus conclusiones son accesibles al análisis racional. Por otro lado, considera la investigación científica como un campo de la creatividad humana muy positivo para el hombre y la humanidad. El analista finalmente se refiere a las primeras palabras de la instrucción: «a cada ser humano, desde la concepción hasta la muerte natural, se le debe reconocer la dignidad de persona».

3. Análisis y comentario sobre la primera parte de DP
La instrucción empieza afirmando que desde DV la biología del desarrollo ha experimentado un fuerte avance, lo que conlleva un conocimiento más extenso y profundo de la condición biológica del embrión preimplantatorio. A partir de estos datos, el documento quiere realizar una reflexión en continuidad con los anteriores posicionamientos de la Iglesia Católica sobre esta cuestión.
El analista destaca que dentro del depósito de la fe los católicos tienen un dato importante para el tema que nos ocupa.
El DP aborda la cuestión del estatuto embrionario de una forma amplia y aunando tanto consideraciones biológicas, antropológicas y éticas.
Finalmente resume las ideas a la luz de la discusión de estos últimos años sobre el estatuto del embrión:

a. El embrión es el cuerpo humano y tiene un programa bien definido.
b. La DP se reafirma en el criterio ético de que el embrión exige respeto desde la constitución del cigoto.
c. La DV no definió que el embrión es una persona por no pronunciarse sobre una cuestión filosófica.
d. Reconoce que ya en la DV existía un nexo entre la afirmación ética con la realidad ontológica.
e. Insiste en que la ciencia aporta datos no solo no contradictorios sino que ayudan a reconocer una presencia personal desde la fecundación.
f. El embrión muestra una plena cualificación antropológica y ética por lo que tiene desde el principio la dignidad propia de persona.
g. Ante las discusiones de que el embrión preimplantatorio sea persona o no, no hay una definición explicita, pero no insiste como DV en la libre discusión sobre la cuestión del momento de la animación del embrión.
h. En síntesis, ensaya una conclusión que existe un razonamiento, que sin llegar a definir que el embrión humano preimplantatorio es persona, dificulta enormemente la defensa de la postura de los que consideran a éste como un precursor y no un individuo de la especie humana.

El analista luego comenta sobre algunas de estas afirmaciones.
1.DP niega que la biología actual nos esté mostrando que éste sea enormemente frágil, lo cual está en contra de la existencia de una insuficiencia constitucional del embrión preimplantatorio durante un cierto periodo.
2. Considera DP, que es errónea la forma de concebir el desarrollo inicial como un proceso en el cual el ambiente sería constituyente del propio individuo y determinante en el programa del mismo.
3. El DV, identifica la concepción del ser humano no meramente con la fecundación, como proceso biológico que presenta diferentes fases, sino que exige la «constitución», es decir, la formación plena de un cigoto, una célula que presenta unas propiedades biológicas no sólo características sino únicas.
4. Con respecto al valor de los argumentos biológicos y su posible consideración metabiológica, el DP reafirma la postura de DV.

En conclusión, DP para apoyar el respeto incondicionado del embrión preimplantatorio, parece apelar a los argumentos biológicos y ontológicos. Estos permiten reconocer en él un pleno carácter antropológico y ético en los cuales se apoya la afirmación de que, desde el principio, el embrión tiene la dignidad de persona.
La segunda cuestión tratada en esta parte hace referencia al modo en el cual debe acontecer el origen de la persona humana. DP vuelve a referirse a los argumentos que se encuentran en DV.
La procreación responsable es fruto del matrimonio y el origen del hombre exige, por su condición, ser generado en y por el acto específico del amor conyugal. Éste es el único ambiente propio y adecuado.
Este es el que preserva el derecho a vivir de todos los seres humanos y el que impide que nadie disponga de la vida de otro. En última instancia, el documento afirma con claridad que toda generación de un nuevo ser humano que no tenga su origen en el acto conyugal es ilícita. Tal situación, es considerada por el analista como un absoluto ético, por el cual, el origen de un ser humano debe producirse, no sólo en el ámbito conyugal, sino en el interior del acto conyugal. O, lo que es lo mismo, en forma negativa: cualquier origen in vitro de un ser humano es reprobable desde el punto de vista ético.

4. Análisis y comentario sobre la segunda parte de DP
El documento se adentra en lo que sería la evaluación ética de una serie de nuevos problemas que han surgido dentro de la procreación humana. La instrucción recuerda la doctrina de DV que es clásica ya en la teología moral católica.
El criterio es claro: la técnica será lícita sólo cuando se ayude al acto conyugal y a su fecundidad. Por el contrario, una técnica que lo sustituya será ilícita. En el terreno práctico, el documento cita algunas posibles técnicas de ayuda, como la hiperestimulación ovárica que en principio no es discutida en el ámbito católico pero el documento no se pronuncia sobre otras técnicas posibles.
Una segunda cuestión abordada es la relativa a la evolución que se ha producido durante estos últimos años en la FIV. El documento vuelve a reafirmar lo que DV indicó en su momento y que durante todos estos años se ha puesto más de manifiesto. La FIV supone la eliminación voluntaria de embriones. Con buen criterio científico, el documento pone en evidencia también la pobre eficacia de esta técnica.
La tercera cuestión tratada sobre la controversia entre científicos y expertos en bioética relativa al destino de los embriones crioconservados y abandonados por sus progenitores. Según el analista, DP corta de raíz tal argumentación.
En primer lugar DP, siguiendo a la EV, considera que la presencia de cantidades de embriones crioconservados es un mal difícil de ser reparado a través de una acción buena.
En segundo lugar, que la donación de embriones y su transferencia, es una elección de igual contenido ético que la maternidad por alquiler. Es aquí donde el documento aporta una argumentación novedosa, pero aún en «germen». El documento afirma que hay no sólo una equiparación de la madre subrogada con estas trasferencias sino también con la procreación heteróloga.
Por último, nos queda completar este apartado considerando que DP no aborda otras posibles soluciones que muchos autores han sostenido sobre el destino de los embriones crioconservados.
DP es claro: sin entrar al debate del diagnóstico posible o no de muerte embrionaria, considera que es un uso de embriones humanos con el que no se puede cooperar.
Otro aspecto muy novedoso sobre el que DP también realiza un juicio ético es la crioconservación de óvulos. En orden al proceso de procreación artificial lo considera inaceptable.
Con respecto a la reducción embrionaria, DP la define como un aborto intencional selectivo. El fin no justifica los medios. Se trata de un aborto deliberado, aunque en ocasiones la intención última fuera buena con el fin de disminuir las complicaciones de un embarazo múltiple.
Respecto al diagnóstico preimplantatorio, DP especifica que estamos ante una técnica que actualmente está vinculada a la FIV y que hoy se encuentra al servicio de eliminar y destruir embriones según las características genéticas de los mismos. Sin hacer distinciones entre eugenesia positiva o negativa, el documento lo considera como una práctica abortiva precoz, que es expresión de una mentalidad eugénesica reprobable, porque supone una discriminación con eliminación.
Por último, DP trata sobre lo que denomina nuevas formas de intercepción y contragestación. Para DP la ilicitud de estas prácticas no sólo afecta a aquellas que tienen una evidencia científica aplastante sobre su efecto directo abortivo como es la píldora RU486, el metotrexato o prostaglandinas que son abortivos químicos, sino también afecta a aquellas sustancias consideradas interceptivas, como la píldora del día después que, en ocasiones, pueden ser abortivas o el dispositivo intrauterino (DIU). En estos dos últimos casos el aspecto nuclear que el documento resalta es que quien los utiliza lo hace con intencionalidad abortiva.

5. Análisis y comentario de la tercera parte
En referencia a la terapia génica y en continuidad con anteriores afirmaciones de Juan Pablo II, DP no tiene inconveniente en afirmar su licitud siempre y cuando se respeten los principios éticos de la relación médica.
DP se posiciona desde el principio de precaución y se muestra muy opuesto a aceptar algún tipo de intervención genética que conlleve una intención de mejora o de posible potenciación del genoma humano. Para DP queda claro que las prácticas de terapia génica, con fin terapéutico son lícitas mientras que las alterativas o de mejora son prácticas que inducen un desequilibrio en la igualdad radical de los seres humanos en cuanto plantean situaciones de difícil solución. Frente a los criterios arbitrarios y discutibles el DP afirma un criterio, el terapéutico, como límite y justificación de las intervenciones modificadoras del genoma humano.
En este apartado del documento también se trata la cuestión de la eticidad de la clonación humana. Aunque es una posibilidad científica últimamente descartada. En este sentido, DP tras afirmar que la posible clonación consumaría un origen humano asexual sin conexión con el acto conyugal, se centra en la idea de que tal técnica impone al sujeto concebido un patrimonio genético preordenado.
Por otro lado para DP la «clonación terapéutica» es aún más grave porque en ella se sacrifican seres humanos. Más aún DP considera que determinadas alternativas que se han propugnado, como podría ser la partenogénesis de embriones, deben ser valoradas desde el punto de vista de que no podemos destruir realidades biológicas sobre las que tengamos duda de su humanidad. Por ello DP aboga por el uso terapéutico de las células madre adultas con los debidos requerimientos éticos y el uso de otras fuentes como el cordón umbilical o células que provengan de fetos muertos de forma natural. Finalmente, DP se pronuncia negativamente frente la técnica de la producción y uso de embriones híbridos. DP se opone porque tales prácticas atentan la dignidad humana, en cuanto pueden alterar la identidad humana. Por último, el documento no entra a valorar las denominadas células IPS (Induced Pluripotent Stem Cells)
El documento en esta tercera parte finaliza con el análisis de una cuestión práctica y que probablemente está afectando a muchos científicos católicos. Se trata de la utilización en las investigaciones de «material biológico» humano que provenga de un origen ilícito, sobre todo de abortos. El DP plantea un distanciamiento de la iniquidad del sistema y de de esta forma declara que el criterio de independencia es insuficiente.
El analista considera que hay que evaluar la posible cooperación material indirecta de éstos últimos tras haber agotado las posibilidades de oponerse a la investigación concreta que utiliza este material o la necesidad de acudir a la objeción de conciencia, un aspecto poco tratado en el ámbito de la investigación básica.

Conclusión
DP finaliza el análisis y enjuiciamiento Afirmando que: el trabajo investigador, posee un valor positivo intrínseco por el cual el hombre está llamado a transformar el mundo de modo que lo ordene al bien del hombre y, al mismo tiempo, custodie su belleza e integridad y que la fe supone una savia nueva que vitaliza a la razón y la hace alcanzar lo mejor de sí misma. Por ello, se propone a todos los hombres de buena voluntad que estén en guardia frente al abuso de ese servicio que tiene el hombre con el propio hombre y con la naturaleza misma. En concreto, DP nos indica que hoy en día ya estamos claramente ante una de esas injusticias y desequilibrios. ante un nuevo proletariado, unos nuevos pobres que sufren una violencia incontrolada: los embriones humanos,
En este sentido, DP afirma que la Iglesia Católica tiene la obligación de anunciar a la sociedad que los embriones humanos están dotados de la dignidad de persona y que la vida humana es un gran don a respetar, desde su inicio hasta su final natural.

Pbro. Juan Roger Rodríguez

Visitas: 1158

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de RedDOLAC - Red de Docentes de América Latina y del Caribe - para añadir comentarios!

Participar en RedDOLAC - Red de Docentes de América Latina y del Caribe -

Comentario por Ana María Zavala Kcomt el febrero 17, 2012 a las 10:43am

Gracias. Está excelente el análisis.
Bendiciones para su trabajo pastoral.

NOS AUSPICIAN

INSTITUTO RedDOLAC

Sostenibilidad de RedDOLAC

ANUNCIE CON NOSOTROS

Anuncie sus Congresos o servicios Educativos en RedDOLAC

Consúltenos al correo: reddolac@gmail.com

NOS AUSPICIAN

ANUNCIOS

Consulte el proceso para tramitar su constancia de ser miembro de RedDOLAC al correo: reddolac@gmail.com

Se aclara que no es obligatorio tramitar constancia para ser miembro de RedDOLAC.

Contáctenos

Dónale a RedDOLAC

Apoyemos para que RedDOLAC siga en línea
(más información aquí)

DONAR

Foro

Instrumento de Planificación Docente

Iniciada por LUIS ENRIQUE SERRANO ALDANA en Didáctica y Pedagogía. Última respuesta de coca mary el jueves. 1 Responder

Sin título

Iniciada por I.E. 0013 "BERNARDO O'HIGGINS" en Tecnologías de Información y Comunicación. Última respuesta de I.E. 0013 "BERNARDO O'HIGGINS" el martes. 1 Responder

RedDOLAC

Organizaciones

Canal de audio RedDOLAC

Su constancia de RedDOLAC

Gracias por su visita

IBSN

© 2019   Creado por Henry Chero V..   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio