HAY QUE CONECTAR APRENDIZAJE Y VIDA COTIDIANA PARA OBTENER LOS RESULTADOS DE LA AFECTIVIDAD Y LA EFECTIVIDAD

HAY QUE CONECTAR APRENDIZAJE Y VIDA COTIDIANA PARA OBTENER LOS RESULTADOS DE LA AFECTIVIDAD Y LA EFECTIVIDAD
Una vez más, no piensen que seremos perfectos, seremos solo un poco mejores hoy porque nos haremos una invitación mutua a pensar y a construir los seres humanos que queremos ser hoy, La responsabilidad es nuestra, debemos formar parte de ella, para la escuela del siglo XXI, es un renacer y desarrollo del aprendizaje académico que parte de la vida, orientando el aprendizaje hacia la resolución de problemas y necesidades propias donde los niños crecen en el trabajo productivo, creador y solidario de sus padres y maestros, la escuela representa una posibilidad de abrirse a la comunidad como está haciendo, y promover la participación de padres, representantes y como primeros actores los maestros, ofreciendo la posibilidad de organizarse frente a las necesidades de su escuela y la comunidad.
Igualmente representa una posición para desarrollar la formación permanente de los docentes en ejercicio, a través de la investigación de la propia labor educativa donde se puedan abrir espacios para compartir lo que hacemos, y así enriquecerlo y producir nuestras propias teorías educativas.
En cuanto al tema que interactuó puedo decir que en los países de América Latina se ha logrado con gran esfuerzo en la última década aumentar las plazas escolares y conseguir que más niños de sectores pobres accedan a la educación. Se observa con gran beneplácito como los niños de 7 a 12 años van al colegio, y los adolescentes de 13 a 17 también han manifestado su interés por seguir en el sistema educativo. Sin embargo, un estudio que publico el Sistema de Información de Tendencias Educativas en América Latina (SITEAL), organismo vinculado a la UNESCO, pone de manifiesto otras causas del abandono escolar que van surgiendo — o haciéndose más visibles — a medida que se va extendiendo la escolarización a todos los sectores de la sociedad, en términos generales, siete de cada diez niños y adolescentes no escolarizados provienen de los hogares más expuestos a privaciones económicas. El principal motivo de esta deserción es simple y puramente la pobreza, a medida que llega la adolescencia aparecen factores como “el desinterés por estudiar”, la imposibilidad de compaginar estudios y trabajo o las cargas familiares, y la exclusión económica de la mayoría de esas familias.
Otro de los desencadenante factores es la influencia que los docentes generan en los estudiantes, un maestro que genere un clima de confianza, de afectividad y respeto propiciará un desarrollo positivo en los estudiantes que tienen a su cargo, mientras que un docente autoritario y que no interactúa más allá de lo académico le dará menos oportunidad al estudiante a seguir sus estudios a la hora que este tenga problemas y decida desertar del sistema educativo.
Otras de las dificultades que suelen presentar es el empleo o la familia, también son relevantes por cuanto muchos adolescentes trabajan y a la par desempeñan sus responsabilidades con el estudio, algunos incluso son madres y padres durante el transcurso de su escolarización básica y, es por este motivo que se hace necesario la afectividad de los docente en ese rol tan importante como es la manifestación de cariño como elemento estimulante hacia el estudiante para que este continúe y no deserte de la escuela, el estudiante necesita ser oído por sus docente de esa manera se mantendrá mejor efectividad en lo que se busca.
Si bien es cierto que los profesores no eluden la responsabilidad de enseñar a sus alumnos y a la vez enseñarlos a rechazar discriminaciones de raza, sexo, estatus social, discapacidad, entre otros no es menos cierto que se sienten responsables de la enseñanza a los alumnos, del respeto hacia los otros, ser solidarios y comprensivos con los problemas de los demás, aceptar ideas diferentes, inculcarles espíritu crítico. Los padres ante dicha premisa están completamente comprometidos con esta responsabilidad. La familia ha sido siempre el primer agente de socialización en la vida del niño. Tradicionalmente esto ha sido así hasta la edad escolar, los 6 años, donde la escuela, como institución, es la encargada de proporcionar un contexto social más amplio a la vez que transmite valores, principios y las pautas culturales propias del entorno social del niño.
@vergmald
Buenas Tardes. Comparto con ustedes este pequeño análisis, y lo acompaño con una declaración de Máximo Cerezo Barredo “Otra Democracia es posible porque se trata de algo evidente

Visitas: 76

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de RedDOLAC - Red de Docentes de América Latina y del Caribe - para añadir comentarios!

Participar en RedDOLAC - Red de Docentes de América Latina y del Caribe -

NOS AUSPICIAN

INSTITUTO RedDOLAC

Campus Virtual RedDOLAC

ANUNCIE SUS CONGRESOS Y SERVICIOS EDUCATIVOS  EN REDDOLAC

 

Contáctenos al correo: reddolac@gmail.com

NOS AUSPICIAN


ANUNCIOS

Consulte el proceso para tramitar su constancia de ser miembro de RedDOLAC al correo: reddolac@gmail.com

Se aclara que no es obligatorio tramitar constancia para ser miembro de RedDOLAC.

Contáctenos

Dónale a RedDOLAC

Apoyemos para que RedDOLAC siga en línea
(más información aquí)

DONAR

Foro

RedDOLAC

Organizaciones

Canal de audio RedDOLAC

Su constancia de RedDOLAC

Gracias por su visita

IBSN

© 2019   Creado por Henry Chero V..   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio