La prohibición de los dispositivos móviles en el aula

Hace aproximadamente un mes se dio la noticia donde la Comisión de Instrucción Pública Cultura, Arte y Tecnología convocó a la Dirección de Educación Primaria de la Provincia de Catamarca (Argentina) para trabajar en el proyecto de ley que “prohíbe el uso de teléfonos celulares, dispositivos móviles u otros similares en horario de clases, por parte del personal docente, no docente y alumnos” que cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados de la provincia. Si bien no se conoce una justificación explícita, se sugiere que con esta medida se persigue la regulación y uso responsable de los dispositivos móviles en el aula y en la escuela, a través de las normas de convivencia institucional de acuerdo al uso pedagógico tanto en docentes como en alumnos.

Lo mismo pasa en Francia, la propuesta de ley (allí resta la confirmación del Senado) establece que, a excepción de aquellos lugares en los que el reglamento lo autorice, los alumnos no podrán utilizar un móvil en las escuelas primarias, secundarias e institutos. El texto defendido por LREM (La República en Marcha), el partido de Macron, considera que su uso “provoca numerosas disfunciones incompatibles con la mejora del clima escolar” y que su prohibición permitirá garantizar un entorno que favorezca la concentración. Incluso en el recreo, apunta, “puede ser nefasto al reducir la actividad física y limitar las interacciones sociales”. Su uso, según los diputados, es susceptible de fomentar prácticas de riesgo como el ciberacoso o el cibersexismo, así como de exponer a los alumnos a “contenidos violentos o chocantes”, como la pornografía. La propuesta detalla que la medida no afecta al “uso pedagógico” de esos dispositivos, dentro de un “proyecto educativo preciso y controlado por el personal educativo”.
Volviendo a nuestro contexto, esta medida va en contramano de algunas propuestas del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación como el Plan Aprender Conectados que abarca todos los niveles -inicial, primario y secundario- y los Institutos de Formación Docente, busca garantizar la alfabetización digital para el aprendizaje de competencias y saberes necesarios para la integración en la cultura digital y la sociedad del futuro.
La mera prohibición constituye una decisión simplificada de solución al potencial problema que presenta el uso de estos dispositivos (uso irresponsable, como elemento de distracción, sedentarismo, falta de relaciones personales y peligro de ciberdelitos). De la misma manera se podría describir los posibles beneficios que pueden tener en el aula (mayor motivación, enfoque atencional, competencia digital, búsqueda y acceso a la información, trabajo en red, etc.) ¿Quién determina si un mismo objeto puede perjudicar o favorecer instancias de aprendizaje? Por los hechos, se presume que por "defecto" son más los perjuicios que las ventajas y aquí surge algo importante: la mediación, los objetos por sí solo no marcan la diferencia, las secuenciación de contenidos, las estrategias, las actividades y las consignas de trabajo realizado por el docente es el valor agregado que enriquece la práctica docente, más allá de la tecnología aplicada. Prohibir aparatos es ignorar el rol que tiene el docente, donde de acuerdo a diversas estrategias puede potenciar el uso de estas tecnologías en el aula ¿Acaso el marcador y la pizarra tiene un valor intrínseco sin la intervención docente?
Por otro lado, el impedimento del uso de estos medios en horario escolar no garantiza que su potencial peligro o amenaza desaparezca fuera del contexto áulico. Lo que es relevante es alfabetizar a los estudiantes, docentes y directivos en el empleo de estos dispositivos, ser usuarios críticos no sólo en el empleo de estas tecnologías, sino también de los contenidos (selección de información relevante, detección de las falsas noticias, etc.) y canales de comunicación que se disponen; todos estos recursos están accesibles al alcance de la mano (o un toque si hilamos fino) y esto habría que extenderlo al contexto extraescolar para que impacte en el entorno social cercano a todos los miembros de la comunidad educativa, de esta manera tendremos usuarios críticos. La formación de los futuros docentes debe contemplar el uso contextualizado de las tecnologías en cualquier momento y lugar que se lo requiera, las tecnologías deben llegar a utilizarse en forma tan natural como el marcador y la pizarra, para eso los docentes deben disponer de un bagaje de estrategias y recursos para poder llevar a cabo en el momento que crean más conveniente, esto es materia pendiente en el momento de formación del profesorado. Y los estudiantes, más allá del concepto "nativo digital", deben conocer la potencial implementación de estos medios para aprender, más allá del uso social que proporciona, con el objeto de realizar un uso más productivo de estos dispositivos.

Visitas: 46

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de RedDOLAC - Red de Docentes de América Latina y del Caribe - para añadir comentarios!

Participar en RedDOLAC - Red de Docentes de América Latina y del Caribe -

Comentario por GILDARDO SANCHEZ HERNANDEZ el octubre 12, 2018 a las 11:50pm

muy buen articulo, en realidad es importante hacer el análisis y la reflexión debido a la falta de educación digital puede traer mas desventajas que ventajas el usos de la tecnología en el aula.

NOS AUSPICIAN

INSTITUTO RedDOLAC

RUIVE

Red de Universidades Inclusivas Educa Virtual

ANUNCIE SUS CONGRESOS Y SERVICIOS EDUCATIVOS  EN REDDOLAC

 

Contáctenos al correo: reddolac@gmail.com

NOS AUSPICIAN

ANUNCIOS

Consulte el proceso para tramitar su constancia de ser miembro de RedDOLAC al correo: reddolac@gmail.com

Se aclara que no es obligatorio tramitar constancia para ser miembro de RedDOLAC.

Contáctenos

Apoyemos a que RedDOLAC 
 siga en línea


Apoyemos para que RedDOLAC siga en línea
(más información aquí)

Foro

RedDOLAC

Organizaciones

Canal de audio RedDOLAC

Su constancia de RedDOLAC

IBSN

© 2018   Creado por Henry Chero V..   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio