A la hora de realizar búsquedas de artículos sobre filosofía de la educación se puede observar que aunque aparecen en abundantes numerosos artículos sobre el tema el contenido es el mismo, en la mayoría de las veces copiado y argumentado notándose insuficiencias teóricas que enriquezcan esta disciplina. Bredo (2003, p. 263) considera que: “La filosofía de la educación parece estar experimentando una marginalización creciente hoy. El dilema central que enfrenta este campo es encontrar la forma de ser, tanto académicamente buena, como importante para los practicantes”.
Una de las grandes contradicciones que existe es en cuanto a su concepto. Para Chávez (1996, p.15) “…la filosofía de la educación es la guía teórica necesaria para no perder el rumbo en el misterioso drama de enseñar y aprender”. Con ello destaca la función metodológica que cumple al orientar el proceso educativo hacia el logro de un modelo de hombre que esté en correspondencia con las aspiraciones de la sociedad.
Aldama (2010) considera que la filosofía de la educación es: “…una epistemología de las ciencias de la educación, una aplicación concreta derivada de la filosofía en general, un análisis del lenguaje, conceptos básicos y la lógica de la investigación educativa”.
Las diversas formas de interpretar el papel y lugar de la filosofía de la educación en la contemporaneidad, constituyen un intento en la formulación de una teoría integradora en el orden epistemológico, que permita concatenar las demás ciencias relativas al problema, pero dejan fuera la reflexión filosófica. No obstante, en ellas se aprecia una visión más abarcadora para la construcción de los fundamentos de la filosofía de la educación (cfr. Frondizi, 1985; Wilson, 2003; Díaz, 2000 y Chávez 2006).
Kilpatrick (1952) considera que la filosofía de la educación se fundamenta en la filosofía general, y justifica su existencia en: la ayuda que le brinda al educador consciente; que permite un enfoque analítico del lenguaje educativo;que su función básica es criticar las hipótesis planteadas por los educadores en el desempeño de su profesión; además contribuye aclarar los objetivos pedagógicos, evaluar críticamente los diversos métodos educativos, esclarecer el lenguaje de los educadores y ayuda a la solución de los problemas pedagógicos. En su posición filosófica esta personalidad muestra una visión reduccionista al analizar la filosofía de la educación solo por su función epistemológica.
Se aprecia la tendencia de considerar la filosofía de la educación una disciplina encargada de los fines y funciones de la educación, como forma de reflexión crítica y justificación de los propósitos de la educación. Desde un enfoque teleológico normativo, Ferrater (1941, p. 45) define el objeto de la filosofía de la educación como “…el examen de los fines de la educación”. Por su parte el Diccionario pedagógico (s.v.) la argumenta así: “El conjunto de las condiciones que llevan a establecer los fines que deben orientar un sistema educativo”.
Es evidente que estas definiciones son demasiado estrechas y no abarcan en su totalidad todas las funciones que enmarcan la educación en los ámbitos axiológicos, epistemológicos, antropológicos y teleológicos o fin de la educación. Bredo (2003, p. 263) considera que:“La filosofía de la educación parece estar experimentando una marginalización creciente hoy, criterio que compartimos si tenemos en cuenta la brecha teórica de los docentes entorno a esta y la falta de capacitación por parte de los aparatos metodológicos dando como resultado por una parte la utilización de modelos filosóficos educativos propios de los profesores alejados de los principios rectores de la educación cubana y por otra a la hora de realizar la necesaria simbiosis des la filosofía de la educación con la actividad docente educativa se aprecia un divorcio entre sus funciones al priorizarse por los docentes el aspecto epistemológico viéndolo no relacionado con los demás componentes funcionales. El dilema central que enfrenta este campo es encontrar la forma de ser, tanto académicamente buena, como importante para los practicantes”.
Cuando se analizan los múltiples criterios referidos al concepto de filosofía de la educación, es factible concluir que esta constituye una disciplina imprescindible para la educación, pues le aporta a las demás disciplinas particulares que conforman las ciencias de la educación su verdadera esencia y significación. Para Delgado (2002, s.p.): “…el carácter no científico de esta disciplina le permite brindar proyecciones teóricas y metodológicas a la pedagogía haciendo posible que cumpla las funciones heurísticas durante el proceso educativo que tanto necesita para su desarrollo”.
Hasta aquí se aprecia diversidad de conceptos y definiciones referidos a la filosofía de la educación. Este autor la considera una disciplina particular que forma parte de un campo interdisciplinario donde se integran diferentes saberes y disciplinas que mutuamente se enriquecen, y contribuyen a la comprensión de la educación como un fenómeno social complejo en su más alto grado de abstracción.
En estrecha relación con la pedagogía tiene la misión de estudiar el comportamiento de la educación a la luz de las leyes que regulan el desarrollo de la sociedad, y le brinda a las demás disciplinas que conforman las ciencias de la educación, concepciones generales y abstractas acerca del fenómeno pedagógico y de su aparato categorial.
En correspondencia con lo anterior, el desarrollo alcanzado por la filosofía de la educación obliga a la enseñanza de las ciencias médicas, transitar de la inter a la transdisciplinariedad. En esta investigación se asume el criterio de Francois (2009):“…lo que se precisa no son grupos interdisciplinarios, sino conceptos transdisciplinarios que sirvan para unificar el conocimiento por ser aplicables en áreas que superan las trincheras que tradicionalmente delimitan las fronteras académicas”. Y al adaptarlo al objeto de estudio definido, este tránsito es factible dado el desarrollo alcanzado en el proceso de enseñanza-aprendizaje en las universidades médicas.

Visitas: 155

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de RedDOLAC - Red de Docentes de América Latina y del Caribe - para añadir comentarios!

Participar en RedDOLAC - Red de Docentes de América Latina y del Caribe -

Comentario por HECTOR TREJO CHAMORRO el abril 25, 2017 a las 10:17pm

Buen texto!

NOS AUSPICIAN

INSTITUTO RedDOLAC

Campus Virtual RedDOLAC

ANUNCIE SUS CONGRESOS Y SERVICIOS EDUCATIVOS  EN REDDOLAC

 

Contáctenos al correo: reddolac@gmail.com

NOS AUSPICIAN


ANUNCIOS

Consulte el proceso para tramitar su constancia de ser miembro de RedDOLAC al correo: reddolac@gmail.com

Se aclara que no es obligatorio tramitar constancia para ser miembro de RedDOLAC.

Contáctenos

Dónale a RedDOLAC

Apoyemos para que RedDOLAC siga en línea
(más información aquí)

DONAR

Foro

La feminización de la delincuencia

Iniciada por Ivette Durán Calderón en Didáctica y Pedagogía. Última respuesta de Ivette Durán Calderón el viernes. 1 Responder

RedDOLAC

Organizaciones

Canal de audio RedDOLAC

Su constancia de RedDOLAC

Gracias por su visita

IBSN

© 2019   Creado por Henry Chero V..   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio